Hola,  seguidores de mi ceto-reto.

Como veis desde el día 8 en que os publique mis avances no he publicado nada. Es simplemente porque al final seria solo repetir que me va muy bien.

Hoy es el día 12 del reto de 21 días y, sinceramente, no puedo encontrar ninguna pega al tipo de alimentación ni a como me voy encontrando. No echo en falta en absoluto los carbohidratos y si, mentalmente, parece que pueda ocurrir, cosa que no es así, con las recetas de pan cetogénico, o la super pizza cetogénica que nos zampamos el otro día pues como que lo suple totalmente.

Solo puedo decir que me encuentro estupendamente, que he empezado a hacer algo de ejercicio y si que es verdad que he notado lo que os cuento en el vídeo. Este corresponde al día 9, salí un rato con la bici y… ¡Aquí os explico lo que paso!

En cuanto a las recetas de estos días, lo cierto es que de las de los días anteriores ha ido sobrando, porque las raciones son enormes…( ¡deben ser pensadas para los americanos o los noruegos que son más grandes! 🙂  ) Y entre eso y que dos días he tenido que comer fuera de casa pues como que no tengo fotos de lo que he comido.

Eso si, hoy me he atrevido a hacer una receta cetogénica por mi cuenta: Pescado frito rebozado y «gambas con gabardina». ¡Ha salido muy bueno, pero muy feo, así que tampoco hay foto!

Por supuesto insisto en lo que digo desde el principio: aunque me encuentre muy bien, lo que definirá finalmente si sigo este estilo de alimentación más tiempo o no, será la analítica que me haré después de cumplir las tres semanas. 

Pues eso, hasta aquí la entrada de hoy.  Mañana sábado de nuevo saldré a caminar por el monte un rato y en cuanto tenga un rato os cuento que tal.

 


Leave a Reply